Ir al contenido principal

Yo, Robot – La Robótica en el cine. 2ª Parte



Continuamos nuestra labor de búsqueda y captura no sólo de replicantes si no de esos maravillosos aparatos con formas variadas que han pasado a ser estrellas de la gran pantalla. Continuamos nuestra labor, y trataremos de cerrar la primera categoría (Robots) antes de pasar al siguiente nivel de complejidad artificial con unas cuantas menciones más, que debido a su naturaleza no antropomorfa o por otras razones, bien porque se trate de cine de animación bien porque he querido considerarlo así,  no se incluyeron en la Primera parte.




Alguno de los ejemplos que os vamos a mostrar a continuación, podríamos considerarlos dentro de una Subclase, ya que se tratan de una especie de vehículos robóticos, que si bien alguno tiene autonomía propia, los demás requieren de un humano, o cualquier otra forma de vida para su correcto funcionamiento.

Kitt. El Coche Fantástico. Glen A. Larson

En una sociedad asolada por el crimen y la corrupción, una organización secreta comandada por el irreductible Devon Miles, cuenta con la inestimable ayuda del último de los caballeros andantes modernos, Michael Knight y su fiel escudero con forma de coche parlante Kitt, para combatir la injusticia. Juntos se erigen como salvadores de los desamparados y las causas perdidas.
Bueno, mucha pinta de humano no tiene el Pontiac Firebird Trans Am, pero tampoco es un coche que digamos muy convencional. Por sus características está más cerca del tema que tratamos y merecedor de considerarlo uno más.

"Kitt"


Robot de Carga Power loader. Aliens el regreso. James Cameron

Cuando la teniente Ripley regresa de la atormentada misión a bordo de la nave de salvamento de la Nostromo, por lo que ya sabemos, sus argumentos no convencieron del todo a la comisión que investigó la destrucción de la nave de carga de “su preciada nave”. La resolución de las negociaciones fue la retirada de su permiso de clase A, para volver a pilotar.

"Ripley en Aliens el Regreso"

Embarcada de nuevo en una misión de reconocimiento, atribuido más a erradicar sus propios miedos, enfrentándose otra vez a la pesadilla, que a sus ganas de participación meramente altruistas, en principio, la buena de Ripley al no poder ejercer su profesión y vocación, decide matar el aburrimiento montando en uno de esos chismes hasta llegar a su destino planetario.

.

Guardián de la ciudad. Dentro del Laberinto. Jim Henson

Del espacio a la fantasía creada por el siempre genial Jim Henson. Un pequeño Goblin es el responsable del manejo y función de este intimidante guardián de las puertas de la Ciudad de los Goblins. Uno de los penúltimos peligros a los que se tendrá que enfrentar Sarah y su grupo de valientes, antes de vérselas de tu a tu con el Rey de los Goblins, encarnado estupendamente por David Bowie. Un robot grotesco para una encantadora película.

"Dentro del Laberinto"


Joyero con aspecto Humano. Men In Black. Barry Sonnenfeld

Podemos asegurar casi al cien por cien sin miedo a equivocarnos, que nos encontramos con el vehículo-robot más perfecto de la historia del cine. De apariencia y modos totalmente humana que no hace pensar ni sospechar que dentro va un pequeño Arquiliano que lo maneja a su antojo, convirtiéndose en la perfecta tapadera para vivir en la tierra.
Tal como advertimos, no siempre hay un humano a bordo de un Robot, sirva este segundo ejemplo como prueba.

"Arquiliano moribundo a bordo de su transporte"

Mecha Marciana. Mars Attack. Tim Burton
Siguiendo en el terreno alienígena, turno ahora para nuestros vecinos de Marte. Sus intenciones desde el principio siempre fueron dos, y muy claras:

1.- Invadirnos y tomar la tierra
2.-Burlarse, mofarse y reírse a pierna suelta de nosotros, los humanos.

 Dentro de sus herramientas y armamentos empleados en la conquista del planeta, tenemos de nuevo a alguien que encaja perfectamente en esta serie, su “Mecha” particular, las distancias se hacen cortas con ella y las autocarabanas parecen mantequilla en sus manos de pinza.

"Vienen en son de paz..."

Mazinguer Z

Puños fuera, es lo primero que se viene a la mente tras pronunciar tan magno nombre. Pese a sus enormes dimensiones, el muchacho para que funcione de verdad, necesita de la habilidad de Koji Kabuto, a sus mandos, nada puede detenerlos en su empeño y afán por la lucha contra el malvado Barón Ashler…el resto es leyenda

"El Gran Mazinguer"


Apolon
Homónimo del anterior robot japonés y primo lejano del mismo, es decir del recién nombrado Mazinger Z, con alguna que otra particularidad, para que aparezca el famoso Robot con aspecto de jugador profesional de futbol americano, ha de ensamblarse con otros tres colosales robots, para que esta trinidad metálica dé como resultado a nuestro Apolon

"Apolon"
.

Aun queda un último Robot que puede ser montado y nunca mejor dicho, con éste creo que damos por concluidos, de momento, aquellos robots “mechas”, que son manejados por hombre, alien o Goblin.

Caballo. El Ladrón de Bagdad. Ludwig Berger
Nos ha salido un Sultán caprichoso y con nostálgico poso infantil, ya que entre sus predilecciones está la de coleccionar juguetes, cuanto más raros y exclusivos que llevarse al cuerpo mejor que mejor. En esta ocasión un caballo mecánico capaz de surcar los cielos…insuperable a todas luces si duda.

.


Continuamos con nuestro “baile de gala” para rematar faenas y terminar de mostrar a unos cuantos más que esperan pacientes en el salón.

Búho Mecánico. Furia de titanes. Desmond Davis
Quien nos iba a decir, que entre los favores concedidos a Perseo por parte de los dioses de la Grecia Clásica, se dedujera la afición de Zeus por la robótica. Un acompañante, un robot mecánico, un pequeño aliado de Perseo en medio de tanto Titánes, medusas y krakenes.
Aparecido también a modo de cameo, ligero y sutil en el Remake de 2010 de Furia de Titanes. Merecía estar más presente en dicho remake, de lo que se está. En un remake prescindible aunque ligeramente, digamos que se deja ver, ideal para las sobremesas y las tardes de los domingos, y también ha servido como “antesala” a lo que parece ser una ¿saga?...bueno, veremos cuanto estiran los productores de Hollywood las aventuras y desventuras de Perseo.

"Furia de Titanes"


Arañas Espías. Minority Report. Steven Spielberg.
Continuamos con el reino animal en forma mecánica para presentar esta vez a estas pequeñas y puñeteras, sobre todo para nuestro fugitivo protagonista, arañas espías al servicio de la policía de turno en la ciudad futurista de turno.



Su única misión es la de escanear la retina de los ciudadanos para comprobar su identidad. Cosas del futuro, en la que se ha pasado del DNI en papel a establecer una base de datos ciudadana en base a tu sistema ocular.
Las “Spi-arañas”, no cesarán en su empeño por realizar a la perfección su trabajo, capaces de introducirse en cualquier recoveco o habitación de tu casa para realizar la lectura.


Naves en miniatura. Nuestros maravillosos aliados. Matthew Robbins
Vinieron de otro lugar para estar entre nosotros, y por poco no regresan estas “maravillosas” “cosas” inclasificables: ¿naves, “marcianitos” extraterrestres en miniatura con forma de ovni?…lo que si que podemos adjudicarles es un adjetivo común a ellos: entrañables.

"Nuestros maravillosos aliados"


Robot. El gigante de Hierro. Brad Bird
No es precisamente uno de esos típicos amigos “atípicos” valga la contradicción, que sea fácil de ocultar a tus padres o vecinos, pero la cosa es que el chavalín hizo buenas migas con este Robot con “amnesia” para nuestra tranquilidad. Un golpe en la cabeza a la hora de tomar tierra fue nuestra salvación, aunque de vez en cuando al gigantón se le cruza algún que otro cable y nos muestra “el lado oscuro” de su condición y raza.

"Grande el Robot, grande la película"


Bender. Futurama. Matt Groening
Realizar un perfil psicológico o analizar las funciones de este individuo sería una tarea más ardua que la confección de esta entrada. Por su capacidad a la hora de pasearse por los límites de lo rastrero, lo acercan bastante a la condición humana que destila su futurista ciudad. Buen aficionado a la cerveza y artista del “escaqueo” laboral lo hacen casi, un humano perfecto.

"Bender, las acciones de la Mahou suben, cuando él anda cerca"


Zurg. Toy story 2. John Lasseter

El emperador de la otra galaxia conocida. El encargado de hacer la vida imposible a su héroe. En el rincón más oscuro de su colosal fortaleza aguarda la llegada de Buzz para acabar de una vez por todas con su vida.
Pero fue al otro lado del espectro donde tuvimos conciencia de una terrible verdad. Al otro lado del espejo, fuera de los límites de la imaginación, en el mundo “real” supimos de su revelación: “Yo soy tu padre” las palabras salieron de su mecánica boca luminiscente directa a los oídos de su hijo Buzz Lightyear.

"Yo soy tu padre...donde más he oído eso?"

Efectivamente, Buzz y Zurg, son familia…en uno de los guiños más ingeniosos de la loca e ingeniosa también historia de Toy Story


Eduardo Manostijeras. Eduardo Manostijeras. Tim Burton
Junto con el robot humano que el Arquiliano pilotaba en Men in Black, Eduardo pertenece a esos ingenios mecánicos casi perfectos. Su creador nada más y nada menos que el señor Vincent Price. Allá arriba en su castillo-fabrica de galletas para los infantes. Su inquietud lo hace querer llevar sus conocimientos a un nivel superior, y dotar a su máquina de un corazón para tener la capacidad de amar. 


Su apariencia sólo podía estar acorde con su ambición y doto a su invento de un aspecto todo lo humanamente posible. A falta de la última pincelada, la última “actualización”, aquella que cambiaría sus tijeras por manos de verdad, su creador y mentor fallece a sus pies dejándolo inacabado y a solas en su castillo.
Eduardo, posiblemente el primer robot gótico y amante, no en términos adúlteros, si no en el sentido de capacidad de amar.
.

Para finalizar, y pasar a la siguiente categoría, dos menciones especiales, una para toda la plantilla y ciudad poblada por ingenios mecánicos: Robots. Que naturalmente tenían que estar aquí de forma obligada, pero entenderán que debido a que todos los personajes son robots, bien podrían ocupar toda una parte:



Y otra más especialmente si cabe a un pequeño robot que me acompaño en mi infancia en la gloriosa serie de dibujos animados Ulysses 31Nono el Robot. Pura nostalgia de infancia personal.

"Nono"



Nos vemos en la siguiente entrega para hablar de Ciborgs, Sintéticos, Replicantes, IA´s. y demás fauna mecánico-artificial.
La guarida de Mr Hyde.

Como rezan las buenas costumbres, uno último de cierre de categoría de propina.


"Puro Acero"

Mr Hyde.
la taberna de baito

Comentarios

Entradas populares de este blog

Top 10 Películas con más secuelas

"Secuelas"

Cuando a la industria del cine se le acaban las ideas, los remakes asoman por el horizonte, y cuando andan con escasez o sequia de ideas, lo mejor es tirar de secuela, para salir del paso airoso.
Una garantía segura para llenar las arcas del tesoro cinematográfico, y en ocasiones, llenar nuestro entusiasmo por ver el devenir, las aventuras o desventuras del héroe de turno en más y más entregas. Si las sucesivas entregas, se extienden o dilatan el tiempo, siempre son bien venidas, a menos que no te guste determinada saga, que para el caso, lo vivirás con indiferencia.
Y que tenemos hoy por aquí, pues precisamente un ranking de las películas que han tenido más número de secuelas o entregas.
Si conocéis alguna que debería estar aquí y no sale, os agradecería que así lo indicarais en los comentarios.

Yo, Robot – La Robótica en el cine. 1ª Parte

NOTA del Tabernero: Artículo mudado de la "Guarida de Mr Hyde" a este Blog tal como comentamos en esta entrada. Durante estos dias estaremos de mudanzas de ambos blogs a esta mi, vuestra Taberna.

-Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño. -Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la Primera Ley. -Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley “Isaac Asimov”…naturalmente.